Consejos para la decoración de tu hogar

En cuestiones decorativas el salón es el lugar que más atención requiere, aquí compartirá toda la familia sus ratos de ocio y absolutamente todos ellos han de sentirse cómodos en esta estancia principal. Es en el salón donde no podemos equivocarnos al elegir un estilo estético acorde con nuestros gustos y que nos proporcione la calidad y calidez necesaria para la vida en común.

Como estancia más visitada y al mismo tiempo más utilizada, debemos buscar el equilibrio entre utilidad y belleza.  Entre uno y otro aspecto las diferencias las marcas tú, nosotros te podemos aconsejar según tendencias de moda y lógicas en el ordenamiento del salón, y para empezar, el primer consejo utilísimo que podemos dar es que dividas el salón en tantas estancias independientes como sea posible.

No hablamos de poner paredes o tabiques, señalamos la opción de crear zonas diferenciadas dentro del propio salón, manteniendo la estancia diáfana, sin elementos que entorpezcan la visión del conjunto ni impidan el acceso libre por todo el. Esto se logra con la diferenciación en cuanto a decoración u objetos colocados, con pinturas diferentes dividiendo el salón, con distintas iluminaciones, creando espacios íntimos o señalando rincones especiales para actos exclusivos, como comer o leer.

Un ejemplo de objeto diferenciador de estancias puede ser la colocación de un mueble vistoso y útil al mismo tiempo, que separe la zona de comedor de la zona de reunión o descanso familiar. Para ello se suelen utilizar estanterías o repisas para libros o fotos. Pero la tendencia que marca estilo y personalidad, es realizar esta división con una vinoteca. Un armario donde almacenar botellas de vino con un diseño atractivo, acorde con el propio estilo del salón, logra una visión espectacular y sobresaliente de todo el conjunto.

Electrodomésticos básicos en la cocina

A la hora de decorar tu cocina, debemos tener en cuenta diferentes estilos y que pueda combinar correctamente con la ambientación de todo tu hogar. Sin embargo, también debemos tener en cuenta los electrodomésticos que queremos tener en nuestra cocina. Al final, no debemos olvidar que una cocina tiene como última finalidad preparar la comida, es decir, cocinar. Así que no nos dejemos llevar tanto por la estética como por la funcionalidad.

Así pues, haz una buena lista de los electrodomésticos que necesitas como microondas, licuadoras, batidoras, etc., según lo que estés acostumbrado a cocinar. También deberás tener en cuenta el presupuesto en este caso, pues el número de electrodomésticos, así como la calidad de los mismos, influirá en el precio final. Por ejemplo, si eres una persona acostumbrada a cocinar o incluso que tiene un negocio relacionado con la cocina, necesitarás un equipamiento profesional. Como en el caso de las batidoras, tendrías que buscar una batidora industrial con gran capacidad y potencia. Asegúrate de que las características cumplen con lo que necesitas en la cocina.

La distribución de esta estancia va a depender en gran medida del uso que se le va a dar, si en ella también está el comedor, una zona de diversión y esparcimiento de los más pequeños o una zona de lectura o de audición musical apartada y tranquila. Los usos son tantos y variados como personas habitamos este mundo. Lo que hay que tener muy claro es qué tipo de persona va a habitar la casa y qué uso se le va a dar al salón y hacer los cambios oportunos, sin complejos. Un salón no tiene por qué tener un solo uso o dos. Puede ser lo que queramos.

Y lo mejor para crear esos espacios en los que nos vamos a sentir cómodos es que los diseñe un especialista, con decirle lo que queremos, ellos son capaces de crear el ambiente perfecto, sin preocupaciones para nosotros.

Así mismo, podemos coger ideas de las páginas de decoración online y de diseño que estos decoradores tienen en la web y replantearlas por nosotros mismos a nuestra vivienda.

Si no es una vivienda

Si no es una vivienda de lo que hablamos, sino un negocio de oficinas, lo normal es que la recepción y sala de espera se encuentre en el lugar del salón. Para estos casos unos muebles de diseño es lo mejor para agradar a la clientela, la cual se irá haciendo una idea del tipo de empresa o persona con la que van a tratar, simplemente observando los objetos en su espera a ser atendidos.

Unas mesas de escritorio o de despacho modernas es lo más acertado para esa atención al público, ya que todo en la habitación debe dar imagen de seriedad y modernidad, de capacidad y organización, con limpieza, estética y diseño.

La impresión que se vaya a llevar el cliente en su primera visita es de suma importancia y los muebles deben hablar bien de su propietario. En último término, cuando el cliente se reúna con el profesional que ha de atenderles, ha de hacerlo sobre una de esas mesas de despacho que causan sensación y que imponen respeto y confianza sobre el que está en frente. Ese debe ser el efecto que causen, por esto es tan importante su elección.

Si bien el mobiliario debe estar a la altura del despacho, el cliente se tiene que sentir cómodo al estar sentado frente a él. Los asientos deben ser confortables y, si es posible, también de diseño moderno e innovador, atractivo en cualquier caso. El ambiente debe estar saneado, ordenado y limpio. No debe pasar calor ni frio y para ello se debe contar con una instalación de aire acondicionado que mantenga una temperatura agradable todo el tiempo.

La instalación de un aire acondicionado se hace imprescindible en  cualquier vivienda, pero si hablamos de un lugar de atención al público, esta necesidad se multiplica porque es de vital importancia el tratar bien al posible cliente desde el minuto uno que entra en nuestras oficinas. Que por calor o exceso de frío, no abandone nuestras instalaciones y nos impida atenderlos correctamente.